Entrevistas de trabajo: ayuda y recursos

Encontrar un empleo puede ser una tarea tediosa pero, si tienes las herramientas correctas y estás preparado, puedes encontrar el trabajo de tus sueños. Antes de ir a otra entrevista de trabajo, asegúrate de tener un plan para la misma. Debes saber qué busca el empleador para ese puesto y ser consciente de qué tienes para ofrecerle. Tener las habilidades correctas para la entrevista puede marcar la diferencia entre recibir un correo diciendo que no fuiste contratado, o un llamado preguntándote cuándo puedes empezar.

Prácticas e Internados

Muchas compañías ofrecen prácticas e internados que permiten ganar experiencia y contactos en varias áreas laborales. También, muchos institutos y colegios ofrecen internados a graduados (y también a alumnos todavía en curso) de manera de ayudarlos a armar su portfolio profesional y ganar experiencia en alguna industria en particular. Estas prácticas pueden llevarse a cabo sin una remuneración estímulo ("no pagas"), significando que el practicante recibe experiencia y conocimiento como compensación de su trabajo. De todos modos, cada vez más compañías ofrecen prácticas remuneradas junto con ambiciosos planes de carrera en la empresa una vez finalizada la práctica. Es una gran manera de mejorar tu currículum y, en la mayoría de los casos, no requiere una participación full time.

Búsqueda de empleo y contactos

Buscar trabajo puede ser difícil, y las empresas utilizan los periódicos cada vez menos para publicar sus avisos de empleo. Busca portales online que puedan darte una selección mayor de empleos en tu zona, como también en otras regiones del país. Bumeran.com te permite cargar tu CV en minutos, por lo tanto es mucho más fácil buscar y postularte que antes. Otra buena manera de encontrar trabajo es a través de tu red de contactos. Cuando hablamos de "red" nos referimos a las personas que conoces, y conectándote con personas con las cuales ya has trabajado (o que trabajen en el área en donde buscas empleo). De esta manera, harás muy buenas conexiones que pensarán en ti cuando se topen con un empleo acorde a tu perfil. También es la mejor manera de que otras personas conozcan tus habilidades, como también lo que estás buscando.

Curriculum

Asegúrate de que tu curriculum no sólo muestre tu experiencia y quién eres, sino también que resalte ante tus futuros empleadores. El curriculum que envíes debe ser profesional, sucinto, y adecuadamente detallado. Asegúrate de que esté actualizado al día de la fecha y que incluya todos tus trabajos anteriores, como también habilidades conseguidas. Como regla de facto, a los empleadores les gusta que los curriculum no sean más largos que una/dos páginas, por lo tanto asegúrate de resaltar tus logros de manera sucinta pero completa. Léelo una y otra vez y corrige errores ortográficos antes de enviarlo. Haz que lo lea también una persona de confianza, para obtener otro punto de vista sobre cosas a cambiar.

Cartas de presentación

Una carta de presentación es una buena manera de darte a conocer frente un potencial empleador. Las cartas de presentación ofrecen una breve introducción de tu persona, como también un repaso de tu experiencia y de lo que buscas en un empleo. Estas cartas son una excelente manera de hacer que el empleador se interese en ti, por lo tanto intenta personalizar esta carta lo más que puedas. Véndete a ti mismo y cuéntale a la empresa no sólo por qué quieres trabajar ahí, sino por qué serías un buen empleado. Las cartas de presentación no son siempre requeridas, pero no van a jugarte en contra porque demuestran iniciativa e impulso. Asegúrate de que sea concisa, pero que explique por qué sientes que eres el indicado para ese puesto.

Entrevistas

El proceso de entrevistas puede ser el proceso más agonizante al conseguir un nuevo trabajo. Asegúrate de llegar a la cita por lo menos 10 minutos antes de lo acordado y con un aspecto profesional acorde al puesto. Di "gracias" y "por favor", y mira al entrevistador a los ojos cuando le hables. Se positivo y confiado. Recuerda, te estás vendiendo por lo tanto pon énfasis en tus habilidades y experiencia para que el empleador se interese en ti. Usa el sentido común para elegir tu vestimenta, y asegúrate de agradecer al posible empleador al final de la entrevista. Hazle saber que estás esperando su llamado, y salúdalo con un apretón de manos.

Seguimiento y Post Entrevista

Después de una entrevista laboral, envíale una nota de agradecimiento al empleador. El objetivo de esta nota es que el empleador sepa que estás agradecido por escogerte para la entrevista. Este tipo de notas pueden ayudar a dejar una buena impresión, y demuestran atención a los detalles. Si el salario no fue discutido en la entrevista, entonces deberás tener un tiempo para la negociación.

×

[Título]

[Mensaje]

Conectando con Facebook ...

a Bumeran.com e ingresa mucho más fácilmente.

Ni las empresas ni otros postulantes verán tus datos de Facebook.

Reproducir